Actúa

Pequeños y Valiosos: Haz que 15 valgan un millón.
Los padres son la mayor influencia sobre los hijos durante los primeros 5 años de vida. Hablar con ellos, les ayuda a adquirir vocabulario y estar preparados para la pre-escuela o kínder.
Interacciones frecuentes con tus hijos son la clave para el desarrollo de su vocabulario. Hablar, cantar, leer un libro o hacerle preguntas 15 minutos todos los días le ayudará mucho.
No importa cúal es tu idioma materno, comunícate con tus hijos en el idioma que te sea más cómodo. Las destrezas que adquirirán les servirán en cualquier idioma.
La educación pre-escolar le dará a tus hijos una buena base para el éxito académico en el futuro. Haz clic aquí para más información.

Éstas 5 interacciones todos los días harán una gran diferencia:

  • Abrazar, cantar y reir con tus hijos. Estos momentos tan simples ayudan a que tus hijos se sientan unidos a ti y promueven el desarrollo de su cerebro.
  • Lée o explora libros con tus hijos durante 15 minutos todos los días. Esto desarolla su vocabulario y fomenta el vínculo contigo.
  • Habla con tus hijos todos los días. Con preguntas simples como, ¿qué ven por la ventana? o pedirles que cuenten las cosas que pones en el carrito de compras les ayudas a aprender palabras nuevas.
  • Pregúntales cosas sobre su día o sus sentimientos, o invítales a que te cuenten una historia. Hacer preguntas es una manera importante de desarrollar el pensamiento crítico.
  • Apágalo y presta atención. No hay mejor manera de compartir con los hijos que jugar y hablar con ellos directamente. Así que, apaga cualquier aparato electrónico que te distrae y dedícale tiempo a ellos.

Actúa

Haz el compromiso y recibirás consejos mensuales

Prometo dedicarle por lo menos 15 minutos sin interrupciones a mis hijos todos los días. Por favor, mándenme consejos o ideas sobre cómo hacer que esos 15 minutos valgan un millón.

Soy mayor de 13 años

Los resultados:

  • Los niños aprenden casi el doble de vocabulario
  • Sus habilidades matemáticas son mejores
  • Los niños pueden enfocar su atención mejor
  • Mejor autocontrol
  • Están mejor preparados para la escuela

Interactuar activamente con tus hijos desde que nacen hace la diferencia

Desarrollado en colaboración con

Pequeños y Valiosos